Saltar al contenido

20 Relaciones de rebote a las que hay que prestar atención

¿Cómo saber si es una relación de rebote? Obtenga ayuda en este post si cree que está de rebote y ¿Qué es una relación puente? cuales son eso aspectos de una relaciones de rebote .

La fase de rebote es algo difícil de manejar, para todos los involucrados.

Al fin y al cabo, todo el mundo ha oído el dicho de que la forma más rápida de superar a alguien es ponerse debajo de otra persona.

Pero, aunque a veces podemos ser frívolos con los despechos y hablar de ellos de forma genérica, son cosas complicadas y con muchas capas.

No hay dos relaciones de rebote iguales.

Para algunas personas pueden ser sólo un poco de diversión y el estímulo a su autoestima que necesitan para superar una ruptura (con la persona con la que están rebotando siendo plenamente conscientes y estando de acuerdo con ello).

En otras circunstancias, tanto el despechado como la persona despechada pueden acabar saliendo perjudicados.

Hay mensajes contradictorios sobre las relaciones de rebote.

Por un lado, se nos dice que nunca funcionarán y que son una idea terrible.

Cómo saber si es una relación de rebote

Por otro lado, se nos da la impresión de que son prácticamente imprescindibles para superar un corazón roto.

¿Qué es verdad y qué es ficción?

Este artículo en profundidad le ayudará a comprender mejor las relaciones de rebote.

Si sospechas que puedes estar en una, o si alguna vez te encuentras en una en el futuro, los consejos que siguen te permitirán manejar la situación, asegurando que nadie salga herido.

¿Qué es una relación de rebote?

Los investigadores en psicología Brumbaugh y Fraley definen una relación de rebote como una relación que se inicia poco después de una ruptura romántica, antes de que se hayan resuelto los sentimientos sobre la relación anterior».

La parte clave de esta definición es la última mitad.

Aunque se menciona un plazo «poco después», todo es relativo. En realidad, todo depende de cómo se sienta una persona con respecto a su ex y a su relación anterior.

Para algunos, poco tiempo puede significar un mes. Pero otros pueden no haber resuelto esos sentimientos seis meses, o incluso años después.

Puede que pienses que ha pasado el tiempo suficiente para que tú o alguien que te interesa ya no se considere despechado, pero debes saber que es imposible poner un límite de tiempo estricto a estas cosas.

Además, ten en cuenta que es posible tener más de una relación de rebote.

El hecho de que ya hayas tenido una relación sentimental con alguien desde la ruptura inicial no significa que la hayas superado automáticamente y que las nuevas relaciones no puedan contar también como despechos.

Algunas personas saltan de una relación de rebote a otra, frustradas por no poder reproducir la profunda conexión que tenían con su ex.

¿Por qué nos metemos en relaciones de rebote?

Si las miras sobre el papel, las relaciones de rebote parecen una idea bastante terrible.

Tal vez sea obvio, si lo analizamos objetivamente, que deberíamos darnos tiempo para procesar completamente el final de una relación antes de iniciar otra.

Pero, ¿cuándo han sido los seres humanos como raza especialmente racionales o sensatos?

Las relaciones de rebote son extremadamente comunes por algunas razones bastante obvias.

  1. Podríamos estar buscando olvidar

Una nueva relación puede calmar el dolor del desamor y ser una gran distracción.

Aunque es saludable tomarse el tiempo necesario para sentir todos los sentimientos y procesar lo sucedido, no es precisamente fácil, y muchos de nosotros hacemos cualquier cosa para evitarlo.

Una nueva relación es una forma eficaz de meter esos sentimientos en una caja y hacer como si no existieran, aunque luego vuelvan a perseguirte.

  1. Las rupturas también pueden ser un verdadero golpe para el ego

A menudo buscamos a alguien nuevo poco después de romper para asegurarnos de que somos deseables, y queribles.

  1. A veces, sólo después de una ruptura

Nos damos cuenta de lo mucho que hemos descuidado nuestras amistades y nuestra vida social en general mientras estábamos en una relación.

Así que intentamos encontrar a alguien nuevo como forma de llenar el vacío solitario que se ha abierto en nuestras vidas.

  1. Por supuesto

A veces, la motivación es un poco diferente, ya que las personas recurren a los rebotes como una forma de vengarse, consciente o inconscientemente, de un ex que consideran que les ha tratado mal.

6 Señales de que estás en una relación de rebote como el reboteador

Es importante ser consciente de ti mismo y ser capaz de identificar si estás en una relación de rebote, para que puedas mantener la cabeza en orden y asegurarte de que esta nueva relación es saludable para ambos.

Estas son las cosas a las que debes prestar atención en tu propio comportamiento si has pasado recientemente por una ruptura y ahora estás conociendo a alguien nuevo.

  1. Te das cuenta de que no eres especialmente exigente

Si quieres arreglar tu corazón roto con una relación de rebote, lo más probable es que no seas tan exigente como de costumbre.

Esto es especialmente cierto si tu autoestima ha sufrido un gran golpe como parte de la ruptura.

Cualquiera que muestre interés por ti lo hará, incluso si no es tu tipo o no tenéis nada en común.

  1. Estás perdidamente enamorado

Estás bastante encaprichado con esta nueva persona en tu vida. Sientes que te estás enamorado de ella, pero, si eres sincero contigo mismo, no sabes muy bien por qué.

Relaciones de rebote

Todavía no has pasado suficiente tiempo con ella para conocerla bien, así que debes ser escéptico con los sentimientos abrumadores que experimentas hacia ella.

  1. Te estás moviendo rápido

Puede que estés deseando que las cosas funcionen con esta nueva persona como forma de demostrarte a ti mismo y al mundo que eres capaz de mantener una relación exitosa.

Eso podría traducirse en que empujes la relación más rápido de lo que deberías, poniéndote serio y dando grandes pasos antes de estar realmente preparado.

Si otras personas han expresado su sorpresa por la rapidez con la que has puesto una etiqueta a las cosas o incluso te has ido a vivir juntos, entonces es el momento de hacer una auto-reflexión.

  1. Tienes mucho sexo

Si la mayor parte del tiempo que pasas con tu nueva pareja es entre las sábanas, pregúntate si estás utilizando el sexo como una forma de evitar hablar realmente con esta persona y conocerla.

  1. Nunca has tenido un periodo de duelo

No puedes controlar el momento en que una nueva persona va a entrar en tu vida, pero el hecho de que hayas conocido a alguien nuevo no significa que tengas que llevar tu nueva relación a toda marcha y fingir que has superado por completo a tu ex.

Si no recuerdas haberte tomado tiempo para hacer un duelo activo por tu antigua relación, es probable que no hayas superado todo por arte de magia, sino que lo estés negando.

  1. Todavía fantaseas con tu ex

Si te sorprendes a ti mismo soñando despierto con encontrarte con tu ex cuando estás con tu mejor aspecto y saliendo con tu nuevo chico o chica, entonces no lo has superado.

Si sabes, en el fondo, que volverías con tu ex si te lo pidiera, no deberías jugar con los sentimientos de otra persona a menos que hayas dejado muy claro que quieres mantener las cosas casuales, y estés segura de que ellos están de acuerdo con eso.

8 señales de que estás en una relación de rebote como el rebote

Por otro lado, estas son las cosas a las que debes prestar atención si sospechas que puedes ser el despechado de alguien, y necesitas prepararte en consecuencia.

  1. Todo es muy reciente

Como ya se ha dicho, no hay una regla rígida sobre cuánto tiempo después de una ruptura es demasiado pronto para iniciar una nueva relación, pero sí hay algunas pautas vagas que puedes seguir.

Si han roto con una pareja de larga duración en los últimos tres meses, o se han separado de un cónyuge, o de alguien con quien han tenido hijos, en los últimos seis meses, no significa que no debas salir con ellos, pero harías bien en estar en guardia.

  1. Se han enamorado perdidamente de ti en dos segundos

Eres encantador y todo eso, pero os acabáis de conocer y apenas os conocéis, y ya están totalmente enamorados de ti.

¿Sus sentimientos han pasado de 0 a 10 en un abrir y cerrar de ojos? Siempre es maravilloso que te adoren, pero puede que te esté haciendo sentir un poco incómodo, abrumado y escéptico.

  1. Actúan como una pareja de larga duración

Las nuevas parejas tienden a tener citas. Tomar unas copas. Hacer actividades divertidas juntos.

Pero, como todos sabemos, una vez que nos hemos asentado en una relación, las noches con Netflix se convierten en algo habitual.

Si te ofrecen la experiencia completa de novio/novia, actuando como si llevarais años juntos cuando sólo los conoces desde hace cinco minutos, eso es una gran bandera roja.

  1. Se acaloran y se enfrían

Puede que estén obsesionados contigo en un momento, pero al siguiente están repentinamente fríos y distantes. Y luego vuelven a cambiar. O puede estar de mal humor sin ninguna razón explicable.

Probablemente se deba a que está pasando por altibajos mientras supera a su ex. Un minuto se centra en lo maravillosa que eres, y al siguiente tiene un recuerdo de su ex.

No tienen ni idea de lo que quieren en la vida, y mucho menos de esta relación contigo.

  1. Sientes que te están evaluando

Hay una especie de vara de medir invisible con la que tienes la sensación de que te están midiendo.

Puede que salgan y te digan que eres mejor que su ex, o puede que simplemente sospeches que están observando cada uno de tus movimientos y te dan estrellas de oro o marcas negras dependiendo de cómo te comportes.

  1. Es un monógamo en serie

Por lo que se ve, él o ella ha ido saltando de relación en relación a lo largo de su vida adulta y nunca se ha tomado un tiempo para estar a solas.

Eso es una señal de que el rebote es su táctica para superar (o evitar superar) las rupturas.

Puede que no estén en esta relación porque realmente quieran estar contigo, sino que estén en ella por estar con alguien.

  1. Actúan como si su relación anterior no fuera importante

Les cuesta admitir que su relación anterior era importante o significativa.

Si alguien trata de convencerte de que su matrimonio de diez años o su relación de cinco años no significaron nada para ellos, debes desconfiar.

  1. Todo es físico

En busca de una conexión de algún tipo, pero incapaz de replicar la profunda conexión que tenían con su ex, los despechados a menudo querrán poco más que sexo.

El sexo puede ser increíble, pero si no muestra un deseo de conocerte más allá de eso, podría ser un despechado.

Cómo protegerse de un despechado

El hecho de que te hayas dado cuenta de que eres el despechado de alguien, no significa necesariamente que tengas que romper con él.

Cómo saber que mi ex está en una relación de rebote

Sólo tienes que ser sensato y adaptar tus expectativas en consecuencia.

Tienes que darles espacio para que procesen los acontecimientos y sus sentimientos al respecto. Y tienes que dejar que la relación florezca a su debido tiempo.

No debes invertir demasiado en la relación, emocionalmente hablando, y debes mantener la guardia alta hasta que quede claro que han salido del otro lado y están listos para construir una relación verdadera y comprometida contigo.

En un mundo ideal, la persona con la que sales será capaz de aceptar que no ha superado del todo a su ex y que todavía tiene que procesar algo.

Es posible que se dé cuenta de que necesita una pausa en vuestra floreciente relación, o que te pida que seas paciente y te tomes las cosas con calma.

Por otro lado, si no está de acuerdo con la idea de ser el rebote de alguien, entonces debe aceptarlo y poner fin a las cosas.

Del mismo modo, si se niega a ser un despechado e insiste en que ha superado por completo a su ex cuando te queda claro que no es así, quizá debas replantearte la relación.

¿Las relaciones de rebote pueden funcionar a largo plazo?

La respuesta corta es que sí, pueden, pero definitivamente no siempre.

Sólo funcionarán si las dos personas de la nueva relación son totalmente sinceras sobre su situación y sus sentimientos desde el primer día.

La persona que está de rebote debe ser honesta consigo misma y con la persona con la que sale.

Al mismo tiempo, la otra parte debe ser realista sobre si está realmente contenta con la situación y si está dispuesta a ser paciente y dar a su nuevo interés romántico el tiempo que va a necesitar para procesar adecuadamente su ruptura.

Las personas que descartan por completo todas las relaciones de rebote no tienen en cuenta el hecho de que no podemos predecir cuándo conoceremos a la persona adecuada.

Puede ser el día después de una ruptura. O puede ser cinco años después.

No podemos controlar cuándo alguien va a entrar en nuestras vidas sin avisar.

Tenemos que aferrarnos a las personas especiales cuando las conocemos, pero también debemos tener cuidado de no precipitarnos y, al hacerlo, arruinar una relación que está llena de promesas.

Recuerda que, cuando se trata de rebotes, la lentitud y la constancia siempre ganan la carrera.

Si se les da tiempo y espacio, pueden convertirse en cosas maravillosas, pero puede que sólo se conviertan en buenos recuerdos.

Nunca puedes predecir el futuro, así que sé amable contigo misma y con ellos, y disfruta mientras dure las Relaciones de rebote.

¿No sabes qué hacer con tu relación de rebote? descubre una guía en relaciones de parejas como enamorar y ayudarte a resolver las cosas. Simplemente haz clic aquí.