Saltar al contenido

8 Pasos Exactamente cómo lidiar con un rechazo y Como Superarlo

Las únicas personas en la vida que no tienen una historia de ser rechazados son los fracasados, los solitarios que nunca han intentado nada cómo lidiar con un rechazo.

Cualquiera que haya tenido éxito en algo también ha fracasado. Esto es tan cierto en las relaciones como en los negocios, los deportes o cualquier otra área en la que tengas que salir.

Ser rechazado significa que estás en excelente compañía.

A pesar de saber que el rechazo es parte de la experiencia humana, es muy difícil no interiorizarlo.

Es difícil no tomarlo personalmente, aunque cuando tenemos que rechazar a otros en la vida esperamos que no lo tomen personalmente. No puedes evitar sentir que es un reflejo de tus defectos.

El rechazo puede venir en pequeños paquetes o grandes lecciones. Puede ser tan simple como que un chico no te envíe un mensaje en una aplicación de citas.

Otras veces es tan horrible como que un compañero de largo plazo te diga que ya no te quiere.

8 Pasos Exactamente cómo lidiar con un rechazo y Como Superarlo

Independientemente de la causa del rechazo, tienes que aprender a lidiar con ello. Si no lo haces, no podrás vivir la vida plena que te mereces.

Exactamente cómo lidiar con el rechazo y superarlo rápidamente

Aquí hay algunos consejos cómo lidiar con un rechazo cómo hacer exactamente y como superarlo.

  1. Reconocer cómo te sientes

Fingir que no tienes sentimientos es como correr con los dedos en los oídos para no oír malas noticias.

La realidad va a suceder tanto si lo niegas como si no. Atiborrar tus sentimientos sólo te llevará a una erupción de emociones más tarde.

Trata tus sentimientos como si fueran visitantes. No tienes que ceder ante ellos. Ten en cuenta que están ahí y decide qué quieres hacer con ellos.

Tú no eres tus sentimientos, pero tienes que lidiar con ellos. Si no lo haces, pueden interiorizarse y tomar la forma de falsas creencias.

Reconozca sus reacciones emocionales a las cosas. Si estás avergonzado, enojado, sorprendido, triste o aturdido, está bien. Tus sentimientos son siempre válidos.

  1. Sé amable contigo mismo

Si te cuesta ser amable contigo mismo, imagina que un amigo está pasando por lo mismo que tú. Imagina que te lo cuenta y cómo lo hace sentir.

¿Cómo les aconsejarías? Trátese con la misma empatía.

Por alguna razón, somos inusualmente duros cuando hablamos con nosotros mismos.

Intenta pasar 30 días sin decirte nada desagradable, ¡o incluso una semana si eso te parece excesivo!

Cada vez que te sorprendas criticando, detente. Este experimento le hará darse cuenta de la frecuencia con la que termina torturándose con una crueldad innecesaria.

  1. No te lo tomes como algo personal

Todos los grandes actores que conoces han experimentado repetidos rechazos. Cuando hacían una audición para algo y no lo conseguían, normalmente se les decía.

Decidimos ir en una dirección diferente. Es tan difícil no tomarlo como algo personal y seguir perseverando.

Pero sólo porque no eran adecuados para ese papel no significa que haya algo malo en ellos.

El mismo principio se aplica a otras formas de rechazo, incluyendo las románticas. ¿Alguna vez has tenido que rechazar a alguien?

No significaba que esa persona fuera horriblemente defectuosa y horrible, sólo significaba que no era la adecuada para ti.

La atracción es algo peculiar, y no todo el mundo puede ser compatible.

No vayas a casa y empieces a inventar razones para el rechazo. No eras la taza de té de alguien, y eso está bien.

La auto declaración negativa como no soy lo suficientemente bonita” o “no soy lo suficientemente inteligente” es totalmente inútil.

No te sirve. Aprende a controlar tus pensamientos y a expulsar los que no te benefician.

  1. Habla con la gente cercana a ti

Una gran cosa sobre el rechazo es que es totalmente reconocible. Esto hace que sea fácil confiar en otros sobre tu sufrimiento.

Al abrirte a tu inseguridad, también abres la puerta para que la otra persona sea vulnerable. La vinculación sobre estas experiencias humanas es muy terapéutica.

A veces entramos en una espiral de vergüenza donde es imposible mirar la situación objetivamente.

Cuando seguimos rumiando sobre algo negativo, podemos reformularlo de manera poco realista.

Puedes terminar reescribiendo algo tan peor de lo que realmente fue. Decirle a alguien cercano a ti cómo te sientes puede ser una excelente manera de ver la realidad de la situación.

Podrán decirte cuando lo veas de manera equivocada.

  1. Acéptalo

Una forma segura de sentirse peor por un rechazo es luchar contra él. Tratar de convencer a alguien de que no te rechace es una experiencia humillante, y te mereces algo mucho mejor.

Hay gente a la que no tienes que planear ni planear para convencer. Concéntrate en encontrar a esas personas.

Incluso si logras convencer a alguien de que no te rechace, siempre cargarás con un poco de amargura sobre el comienzo de la relación.

Incluso puede ser que estés en ella por la emoción de la persecución, así que una vez que seas aceptado se volverá menos interesante.

Redirige tu energía a las persecuciones que te sirvan. Pasa tiempo trabajando y aprendiendo a apreciarte a ti mismo.

  1. Aprende de ello

Cuando aprendes de algo, nunca es un fracaso. A menudo el rechazo puede estimularnos a ser mejores y más fuertes versiones de nosotros mismos.

Si todos en la vida te dieran palmaditas en la cabeza y dijeran que eres genial sin importar nada, nunca tendrías que esforzarte.

Por esta razón, si puedes aprender a estar agradecido por las oportunidades de aprender y mejorar, serás mucho más feliz.

  1. No dejes que te defina

Si permites que tu mente cambie por la opinión de alguien más, esa persona gana. Una actitud derrotista ve el rechazo como una prueba de que las cosas realmente están tan mal.

Se convertirá en una profecía auto cumplida. Por supuesto, nada funciona para mí. Ese tipo de negatividad es tóxica. También es poco atractivo estar cerca.

La perspectiva lo es todo. ¿Vas a dejar que la opinión de una persona cambie la forma en que te ves a ti mismo?

Eso sería una tontería. Generalmente, lo que la gente dice de ti es mucho más una reflexión sobre ellos, no sobre ti.

No dejes que los asuntos de otras personas se metan con tu autoestima y satisfacción en la vida.

  1. Mantente ocupado

Aunque es importante no huir de tus sentimientos, también hay un momento y un lugar para distraerse.

Una vez que hayas reconocido tus sentimientos y si son útiles o no para reflexionar, siéntete libre de seguir adelante con ellos.

Incluso después de llegar a una resolución sobre una emoción, no siempre es sencillo dejarla de lado.

A veces te encuentras obsesionado con los sentimientos, repitiendo las circunstancias desagradables que los crearon. Este es el momento perfecto para volver a la distracción.

Mantente ocupado. Encuentra un nuevo hobby, toma una clase, ve a tomar un café con un amigo, píntate las uñas o empieza un nuevo libro.

Las posibilidades son infinitas. Elijas lo que elijas, asegúrate de que esté lleno de positividad y te ayudará a alejar de tu mente cualquier emoción improductiva.

A veces lo único que puede ayudar a calmar un recuerdo doloroso es el tiempo. Manteniéndote ocupado, le das al tiempo la oportunidad de hacer el resto del trabajo.

¿Cuales son estos pasos exactamente cómo lidiar con un rechazo y Como Superarlo?