Saltar al contenido

10 Consejos Cómo ser una buena novia y hacer Feliz a tu NOVIO

Estas buscando consejos cómo ser una buena novia y hacer Feliz a tu novio Obtenga ayuda de expertos para ser una gran novia.

Antes de entrar en cómo ser una gran novia, queremos dejar claro que no debes presionarte demasiado. A quienquiera que esté contigo le gustas por lo que eres recuerda eso.

¿Qué puedo hacer para ser una buena novia?

Estos son algunos consejos destinados a ser una pareja cariñosa y atenta que casualmente se aplican a las mujeres.

Cómo ser una buena novia

No existe la perfección, pero estas son nuestras 10 mejores sugerencias para ser una buena novia.

  1. Sé tú misma

Tu novio ha elegido estar contigo entre los miles de millones de personas de este planeta, así que está claro que algo estás haciendo bien.

Si todavía estás en las primeras etapas de tu relación y te preguntas cómo ser una buena novia, recuerda que ser tú misma es muy importante.

Puedes intentar todo lo que quieras ser una versión diferente y “mejor” de ti misma, pero, en algún momento, te cansarás de fingir.

Asegúrate de ser tú misma en los primeros días para que él sepa quién eres realmente: te querrá por ello y no tendrás que malgastar energía fingiendo.

No tiene sentido intentar que un chico se enamore de la idea de ti a menos que puedas cumplirla.

  1. Demuéstrale que te importa

Parece que hay una idea errónea de que a los chicos no les gustan las muestras de afecto en público o los gestos románticos.

Personalmente puedo confirmar que eso es una total mentira. Nunca he visto a nadie más feliz que cuando decidí sorprender a mi novio con flores.

Nunca antes nadie se las había comprado y para él significaba mucho que yo quisiera hacer algo bonito por él.

La caballerosidad va en ambos sentidos, así que demuéstrale a tu novio que te importa repartiendo las facturas, invitándole a cenar y sorprendiéndole con bonitos gestos románticos: ¡contradice los estereotipos de género!

Si tú y tu pareja os sentís cómodos siendo “pareja”, no tengas miedo de ser tú quien lo inicie.

Demasiadas mujeres piensan que el hombre tiene que ser el que las bese o les coja la mano pero si los dos estáis de acuerdo en lo que respecta a la intimidad, no tengas miedo de darle un beso o rodearle con tu brazo.

Puede que se sorprenda un poco al principio, pero estamos seguros de que le encantará.

A todo el mundo le gusta sentir que la persona con la que está se siente atraída y quiere estar cerca de ella, incluidos los hombres.

  1. Dale espacio

Demostrar que te importa y hacer un esfuerzo es muy importante pero también lo es darle a tu novio un poco de espacio de vez en cuando.

Ser tachada de “necesitada” es algo que las mujeres vamos a experimentar, tanto si nos comportamos, así como si no.

Sobre todo, en los primeros días de la relación, intenta ser consciente de lo mucho que esperas de tu pareja. Parte de hacer feliz a tu novio implica darle su espacio cuando lo necesite.

En lugar de enfadarte si tarda en responderte (puede que esté ocupado) o de querer que pase todo el tiempo contigo, aprende a confiar en que sus sentimientos son auténticos y que no necesita recordártelo constantemente.

Todo el mundo necesita un tiempo a solas, por mucho que quiera a la persona con la que está.

Programa un tiempo de separación y encuentra la manera de llenarlo por tu cuenta: mantente ocupada haciendo algo divertido para no quedarte sentada en casa echándole de menos y preocupándote de que se lo esté pasando mejor sin ti.

Créeme, el tiempo de separación os vendrá muy bien a los dos y será muy agradable volver a veros después de un tiempo por vuestra cuenta.

  1. Muestra interés

No estamos diciendo que de repente tengas que encontrar un equipo de fútbol al que apoyar (o alguna otra sugerencia de género que las revistas de mala muerte te dirán que sigas), ni que debas fingir ser alguien que no eres, pero mostrar interés por las aficiones de tu novio es importante.

Al igual que te gustaría que se involucrara en tu vida (¡más adelante!), significará mucho para él que te esfuerces con él.

Puede que no te apetezca especialmente ir a ver la película que él quiere, pero el hecho de que quieras pasar tiempo con él haciendo algo que le haga feliz es lo que importa.

También estás demostrando a tu novio que te tomas en serio tu relación: al invertir tu tiempo y esfuerzo en él y en su vida, le estás haciendo saber que te importa.

  1. Dedica tiempo a él

Ahora que has hecho un esfuerzo por integrarte en su vida, tienes que darle la oportunidad de hacer lo mismo.

Hazle partícipe de tus aficiones y anímale a pasar tiempo con tus amigos.

Esta es una forma muy bonita de hacerle saber lo mucho que significa para ti: nadie quiere sentirse como la persona a la que su pareja le da demasiada vergüenza presentar a sus amigos.

Invítale cuando vuelvas a salir de copas con tus amigos y asegúrate de incluirle. Para empezar, mantén las conversaciones en general para que se sienta involucrado.

Qué puedo hacer para ser una buena novia

Es horrible pasar tiempo con gente de un grupo del que no formas parte y no poder participar en sus conversaciones sobre alguien de su lugar de trabajo/universidad.

Dedica tiempo y espacio en tu vida a tu novio y él acabará sintiéndose apreciado y seguro de que eres feliz y estás a gusto teniéndolo en tu vida.

  1. Escuchar y comunicar

No sólo las chicas necesitan ser escuchadas, en contra de los mitos culturales. Los hombres tienen muchos sentimientos de los que necesitan hablar, así que sé una buena novia simplemente estando ahí para él.

Busca formas de comunicarte si le cuesta abrirse a ti. No te frustres si tarda en sentirse cómodo compartiendo muchas cosas emocionales contigo.

La comunicación va en ambas direcciones, así que asegúrate de ser abierta y honesta con tu novio si eso es lo que quieres a cambio.

No lo fuerces, pero haz lo posible por estar ahí cuando te necesite. Cuanto más cómodo se sienta él abriéndose a ti, más fuerte será vuestra relación y más podréis conoceros de verdad.

  1. Recuerde que la confianza va en ambas direcciones

Al igual que la comunicación, la confianza debe ser algo que ambos den y reciban. Si no hay confianza en una relación, no hay nada real que la mantenga a largo plazo.

Haz lo posible por confiar en él. Sin embargo, si has tenido problemas o te han engañado en relaciones anteriores, puedes sentirte insegura a veces.

Habla con tu novio de esto y déjale claro que sabes que no es tu ex, pero que ahora estás un poco inclinada a sentirte ansiosa por ese tipo de cosas.

Él será comprensivo y podrás trabajar para que te sientas más segura.

Recuérdate a ti misma que él está contigo por una razón: parte de ser una buena novia es darse cuenta de que ya lo eres.

Del mismo modo, asegúrate de que tu novio sabe que puede confiar en ti.

Muchas mujeres intentan “poner a prueba” a sus parejas, dándoles celos para ver si empiezan a esforzarse más o a luchar por ellas.

Esto siempre acaba mal.

Nadie quiere verse empujado a una situación horrible, así que sé sensata y madura y crea la relación que quieres respetando los límites.

  1. Ámate a ti mismo

La confianza en uno mismo no sólo es increíblemente atractiva, sino que también es muy importante cuando se trata de estar en una relación.

Esto se relaciona con todo lo que ya hemos hablado, pero es un aspecto lo suficientemente importante de ser una gran novia como para merecer su propia explicación.

Al quererte a ti misma, te permites estar más abierta al amor de otras personas. Dígase a sí misma que es maravillosa y que merece amor y afecto.

Qué puedo hacer para ser una buena novia

A muchos de nosotros nos cuesta creer que la persona con la que estamos nos quiere de verdad.

No es por sus acciones. Es porque no nos amamos a nosotros mismos, así que no podemos entender por qué otra persona nos amaría o podría amarnos.

Céntrate en ti misma y en tu novio cuidándote, pasando tiempo a solas y haciendo cosas que te hagan feliz.

Toma todas las formas de demostrarle a tu novio que lo amas (regalos lindos, cocinar comidas agradables, disfrutar de una copa de vino con una película) y dirígelas hacia ti misma.

Esto le ayudará a sentirse más cómodo y seguro de sí mismo y, en consecuencia, de su relación.

Cuanto más segura y querida te dejes sentir, más fuerte será vuestra relación y más feliz será tu novio.

Al fin y al cabo, ¿qué hombre no quiere como novia a una mujer segura de sí misma y que se quiera?

  1. Aprovecha el tiempo de inactividad

Las relaciones pueden parecer oportunidades para hacer muchas cosas nuevas y emocionantes, y lo son.

Pero ten en cuenta que es muy fácil dejarse llevar por lo increíble que es una persona cuando estás descubriendo nuevas actividades con ella todo el tiempo.

¿A quién no le gustaría pasar tiempo con alguien si se va a escalar o a hacer senderismo o a viajar en avión todo el tiempo?

Es estupendo que tu relación incluya ese tipo de cosas, pero es muy importante que esos sentimientos continúen cuando os quedáis juntos por la noche o cuando pasáis un perezoso domingo en una cafetería.

Ser una buena pareja no consiste sólo en ser excitante en circunstancias alocadas todo el tiempo, sino en esforzarse también en los momentos de inactividad.

Puedes amar a cualquiera cuando te lleva a París el fin de semana, pero el verdadero amor y las relaciones fuertes se construyen en los momentos más tranquilos de la normalidad en las tareas cotidianas que son mejores cuando se está con el otro.

Esfuérzate cuando hagas cosas normales y aburridas y tu novio se dará cuenta de lo mucho que le gusta estar contigo, y no sólo de lo mucho que le gusta estar con alguien (¡cualquiera!) para los momentos de diversión.

  1. Elige tus batallas

Esto es cierto en todas las relaciones que tengas (románticas, amistosas o con la familia) y es muy importante cuando se trata de ser una buena novia y persona en general.

Creemos absolutamente en defender lo que crees que es correcto y en no dejar de lado tus estándares sin una buena razón, pero también sabemos que todas las cosas buenas requieren un compromiso.

Si hay un problema persistente en tu relación que te está molestando, aborda el tema. La persona con la que estás no debería ser alguien que te deprima continuamente.

Igualmente, aprende a dejar pasar algunas cosas. ¿Cuántas veces has tenido una discusión (pequeña o no) por algo que realmente no tiene importancia?

Parte de una relación madura y sana, y de ser una buena novia, consiste en encontrar formas de afrontar las cosas que surgen.

Da un paso atrás, pregúntate si estás siendo racional y si realmente vale la pena discutir el asunto.

Si no es así, déjalo estar y sigue adelante. Puede parecer un reto, pero será mucho mejor para los dos.

Esto va en ambos sentidos, por supuesto, así que, si tu novio te da la lata con cosas intrascendentes, no tengas miedo de sugerir que ambos lleguen a un acuerdo o simplemente respiren hondo y se dediquen a cosas más importantes.

Como hemos dicho, ninguna relación debería hacerte cambiar tu personalidad o tu apariencia, pero las buenas siempre te abren oportunidades de crecimiento personal.

Sólo intenta ser feliz y sentirte cómoda contigo misma en la medida de lo posible para mostrarle tanto a él como a ti el amor y la atención que mereces.

¿Aún no sabes cómo ser una buena novia? quieres conocer otro método comprobado que puede ayudarte a resolver las cosas. Simplemente HAZ CLIC AQUÍ AHORA.