10 Problemas Psicológicos el ¿Porque me cuesta Enamorarme?

¿Te preocupa porque me cuesta enamorarme que nunca hayas estado enamorado, pero que sólo estés fingiendo?

¿O has decidido que el amor es tonto de todos modos, que realmente no lo necesitas, y que es hora de rendirte?

Psicológicamente hablando, necesitamos amor.

No la falsa representación que ofrecen las películas y las novelas (la mayoría de las veces una cultura de relaciones adictivas por encima del amor real), sino la conexión consistente y el apoyo de los demás que nos ayuda a reconocer nuestro valor.

Cerrar la puerta al amor puede llevar no sólo a la soledad, sino también a la depresión, la ansiedad y la disminución del sistema inmunológico.

10 Cuestiones Psicológicas que Bloquean la Capacidad de Amar y ser amado

Porque me cuesta Enamorarme
Porque me cuesta Enamorarme

Con estos tips y concejos te voy explicar por qué me cuesta enamorarme cuales son los problemas que te detiene

  1. Miedo a la intimidad

¿Hay algún punto en la relación en el que empiezas a experimentar sentimientos de pánico y saboteas la conexión o simplemente te vas?

¿La gente te dice que tienes una “pared” que no pueden atravesar?

Sólo porque parezcas confiado y positivo en las relaciones no significa que no sufras de miedo a la intimidad.

El amor no puede desarrollarse a menos que confiemos lo suficiente en los demás para mostrarles nuestro lado débil y nuestras preocupaciones.

Así que el miedo a la intimidad es el miedo a ser plenamente visto por todo lo que eres, y también el miedo a ser visto como imperfecto.

  1. Baja autoestima

¿Ocasionalmente te vienen a la cabeza pensamientos como: ¿Soy demasiado difícil de amar’, o hay demasiadas cosas malas en mí’? ¿Se siente a menudo imperfecto, feo o inútil?

La baja autoestima significa que usted siente que no es tan bueno como otras personas o que hay algo malo en usted que no se puede arreglar.

Si bien es normal luchar con la autoestima de vez en cuando, si realmente sientes que no vales nada, atrae a alguien que se aprovechará de ti en vez de amarte o significa que te esconderás del amor, los demás sólo verán las cosas negativas en las que te enfocas.

Nuestra completa Guía de Cuestiones de Autoestima puede ayudarle a reconocer si esto es algo con lo que está luchando.

  1. Dependencia

¿Te vuelves tan necesitado cuando a alguien le gustas que lo ahuyentas?

La dependencia es cuando usted tiene la creencia fundamental de que no puede manejar la vida por sí mismo y necesita que otros lo cuiden. No puedes ver tus propios recursos internos.

Podría significar que cuando eras niño te criticaron mucho o te desanimaron para que no fueras independiente.

  1. Problemas de abandono

¿Te preocupas constantemente de que la persona con la que estás saliendo te vaya a engañar o a dejarte? ¿Sueles salir a la menor señal de que no están contentos contigo?

Si en algún momento como niño fuiste decepcionado o descuidado por los adultos a tu alrededor, incluso si como adulto puedes racionalizar lo que te pasó (una muerte familiar, un divorcio que fue lo mejor), esto puede afectar tu capacidad de confiar en los demás.

  1. Codependencia

¿Quieres hacer felices a los demás en las relaciones, pero de alguna manera siempre terminas sintiéndote infeliz y agotado?

¿Siente a menudo que está locamente enamorado y de repente ve a su pareja de forma totalmente diferente y entra en pánico?

La codependencia implica confundir complacer a los demás con el amor, y a menudo proviene de una infancia en la que sólo se le prestaba atención si era un niño “bueno”, o si se veía obligado a cuidar de los demás en lugar de ser cuidado.

  1. Problemas de apego

¿Eres una persona independiente a la que le horroriza sentirse necesitada y manipuladora cada vez que tratas de gustarle a alguien?

¿Las relaciones le causan miedo y ansiedad? ¿O simplemente te sientes completamente incapaz de confiar en que alguien haga lo que dice?

La teoría del apego cree que, para crecer y convertirnos en un adulto emocionalmente estable.

Necesitamos haber tenido un vínculo fuerte y de confianza con la persona que nos cuida cuando somos bebés, y que necesitábamos que ese vínculo fuera consistente sin importar cuál fuera nuestro comportamiento: feliz, triste o molesto.

De lo contrario, nos convertiremos en los adultos dependientes o temerosos de la intimidad mencionados anteriormente.

  1. Abuso infantil

¿No confías en nadie? ¿O te atraen los tipos equivocados de personas a pesar de ti mismo?

El abuso de cualquier tipo, el abuso sexual, el abuso físico y el abuso emocional, pueden dejarte un adulto que desconfía de dejar que otros se acerquen.

Si no se resuelve, el abuso infantil también puede llevar a elegir parejas que sean abusivas, negligentes o que no estén disponibles, replicando el patrón que usted aprendió cuando era niño. Incluso si te convences a ti mismo de que es amor al principio, no lo es. El abuso nunca lo es.

  1. Comportamientos adictivos

¿Quieres decir encontrar el amor, pero tu trabajo es tan importante que cada año una relación se pone en el fondo de la pila?

¿O no tienes tiempo para una relación porque pasas dos horas en el gimnasio cada noche?

El hecho de que un comportamiento sea socialmente aceptable no significa que sea saludable.

Si algo como trabajar, hacer ejercicio o comer en exceso se ha convertido en una adicción para ti, no sólo significa que no hay lugar en tu vida para el amor, sino que tienes problemas más profundos en torno a las relaciones de las que estás usando tus conductas adictivas para esconderte.

  1. Perfeccionismo

¿Buscas constantemente la pareja perfecta pero no la encuentras?

Hay que tener estándares y respeto por uno mismo, y luego hay que usar el perfeccionismo para bloquear el amor y aferrarse tan firmemente a una visión irrealista del amor que uno termina solo.

El perfeccionismo se convierte en un problema psicológico cuando se utiliza para ocultar el miedo a la intimidad y la baja autoestima, así como cosas como el pensamiento en blanco y negro.

  1. Trastornos de personalidad

¿Te sientes completamente confundido por qué no puedes tener una buena relación, o no entiendes por qué parece tan fácil para los demás cuando te esfuerzas tanto, pero fracasas?

Puede ser que tengas un trastorno de personalidad, que se refiere a patrones consistentes de pensamiento y comportamiento que hubieras tenido desde la adolescencia y que son marcadamente diferentes de la norma.

Debido a que piensas y sientes de manera diferente a los demás, hace que sea difícil para los demás entenderte y estar en una relación contigo, o a veces puede significar, como en el caso del trastorno de personalidad evasiva, que ni siquiera sientes una atracción por los demás en primer lugar.

El trastorno límite de la personalidad (BPD, por sus siglas en inglés) en particular es conocido por hacer de las relaciones sanas un desafío, porque las personas que lo padecen desean profundamente ser amadas.

Pero son tan sensibles emocionalmente y temen el abandono que tratar de enamorarse es abrumador y lleva a una reacción exagerada, sabotaje y depresión.

¿Qué hago si reconozco estos temas como propios?

En primer lugar, que no cunda el pánico. Usted está lejos de estar solo con sus problemas tristemente, vivimos en una sociedad que a menudo significa que los niños no reciben la protección y el cuidado que necesitan para crecer permitiéndose ser amados.

Todos los temas mencionados anteriormente son, en realidad, temas que los consejeros y psicoterapeutas tratan todo el tiempo.

La buena noticia es que puedes aprender absolutamente a superar, o al menos manejar, los problemas que te impiden recibir y dar amor.

Todas las formas de asesoramiento y psicoterapia te ayudan a relacionarte con los demás simplemente porque te dan una idea más clara de quién eres y de lo que quieres de la vida y de las relaciones.

 Y algunas formas de terapia incluso se especializan sólo en observar sus patrones o relacionarse con los que le rodean, incluyendo la terapia cognitiva analítica (TCA) y la terapia interpersonal dinámica (TDI).